Sillas de escritorio para cuidar tu espalda

Sillas de escritorio para cuidar tu espalda

¿Adoptas una buena postura corporal cuando estás trabajando o estudiando? En la actualidad, es normal pasar entre 8 y 10 horas frente al ordenador, lo que supone una gran cantidad de tiempo a lo largo de la vida laboral. Pero ¿conoces los riesgos de no tener una buena higiene postural mientras trabajas? Hoy te hablaremos de cuáles son las mejores sillas para cuidar tu espalda.

¿Cómo comprar una silla de escritorio que cuide de tu espalda?

A continuación, te mostramos una serie de consejos para escoger una silla de escritorio que te ayuden a cuidar tu espalda.

  1. Base. Ha de ser estable, resistente y tener ruedas. 
  1. Soporte lumbar. Es fundamental para minimizar la carga en la espalda y prevenir el encorvamiento. 
  1. Buen respaldo. Para considerar que tienes un buen respaldo y evitar problemas cervicales, este debe proporcionarte un apoyo con una inclinación de 90º y disponer de una amortiguación que empuje hacia delante la espalda al sentarte. Su ancho ha de estar entre 30 y 50 centímetros. 
  1. Ajustabilidad. Es importante que la silla tenga reposabrazos, pero también que puedan regularse en altura, al igual que la silla en sí misma para que puedas adoptar la mejor posición posible. Por último, el asiento también debe poder regularse de forma horizontal. Así, corregirás la posición de las rodillas y evitarás la compresión en los muslos y las nalgas. 
  1. Diseño ergonómico. No hay que confundir ergonomía con comodidad. La ergonomía evita que los trabajadores tengan menos problemas y, para que la silla te resulte cómoda, el ángulo de tobillos, rodillas y caderas ha de estar a 90º. 
  1. ¿Cuánto tiempo vas a estar sentado? Esta pregunta es importante porque los fabricantes homologan las sillas para permanecer sentados una cantidad de horas concretas al día (normalmente entre 4 y 8). Además, es recomendable que ejercites tus músculos con frecuencia y que cada 2 horas te levantes para evitar la sobrecarga muscular y mejorar la circulación sanguínea.
Si buscas sillas de escritorio para cuidar tu espalda, no olvides tener en cuenta todos estos consejos. Enfocarte en la prevención para cuidar tu salud no es una opción, sino una responsabilidad de cara al futuro.

Autor: JOYN Mobiliario