¿Qué tipo de silla ergonómica necesito?

¿Qué tipo de silla ergonómica necesito?

¿Qué tipo de silla ergonómica necesito? Si has notado que tienes problemas de espalda y deseas evitarlos, debes saber que contar con una silla adecuada repercutirá en tu salud y comodidad. Descubre cómo escoger la mejor.

¿Qué es una silla ergonómica y para qué sirve? 

Gracias a una silla ergonómica, puedes conseguir el soporte que la parte baja de tu espalda necesita y disfrutar así de una mejor higiene postural. 

Estas sillas evitan que se desarrollen problemas de espalda y están recomendadas para quienes pasan muchas horas sentados. Son perfectas para estudiar, leer, teletrabajar, utilizar el ordenador en casa…

¿Qué tipos de sillas ergonómicas puedes encontrar?

Para escoger la mejor silla del mercado, has de prestar atención a los siguientes puntos:

  • Asiento.
  • Respaldo.
  • Soporte lumbar.
  • Acolchado.
  • Apoyabrazos.
  • Ruedas.
  • Rotación.
  • Tapizado.
  • Adaptabilidad.
  • Mantenimiento y montaje. 

Además de tener en cuenta todas estas características, no hay que olvidar la relación calidad precio. Veamos algunos de los mejores modelos de sillas ergonómicas que puedes comprar.

1. Sillas ergonómicas de rodillas

Son modelos muy singulares, ya que no tienen respaldo y te permiten mantener la espalda en una posición adecuada (el asiento se inclina hacia delante). 

En la posición que adoptarás, las rodillas estarán apoyadas en un soporte y las piernas flexionadas. Son perfectas para mantener una buena higiene postural si sufres habitualmente de cervicalgias o lumbalgias al pasar mucho tiempo sentado.

2. Taburetes 

Estos asientos son muy cómodos, giran con facilidad y puedes regularlos en altura. Son perfectos para sentarte con la espalda recta y pueden tener o no un respaldo para la zona lumbar. A pesar de su ergonomía, no sirven para todo el mundo, ya que en función de la patología de espalda que tenga cada persona, las necesidades serán diferentes.

3. Sillas ejecutivas de oficina

Son las más populares debido a la gran variedad existente en el mercado, y aportan tanto ergonomía como comodidad. Pueden utilizarlas todo tipo de profesionales y perfiles. Son las más comunes en las oficinas, ya que reúnen unas características óptimas en calidad y precio. 

No obstante, antes de comprar una debes asegurarte de que es de buena calidad y no limita tu movilidad. Además, estas sillas no fortalecerán la espalda porque el peso del cuerpo recae sobre el respaldo, así que si tienes algún tipo de hipotonía, quizás no sean las mejores para ti. 

Acertar en tu elección de la silla maximizará los beneficios de la higiene postural. Si notas que te falla la articulación de la rodilla o notas molestias en la zona lumbar o cervical, nuestro consejo es que practiques algo de ejercicio físico. Si necesitas ayuda para escoger una silla ergonómica perfecta para ti, contacta con nosotros, te asesoraremos.

Autor: JOYN Mobiliario